Nayanesh Ayman, el ‘León’ que rugirá en la jaula del War of Titans II

Raul NOTICIAS

Nayanesh Ayman es uno de los luchadores que participarán el próximo 14 de marzo en el War of Titans II de Madrid. Todo un campeón de España de Muay Thai que no ha tenido un camino nada fácil para conseguir hacerse un hueco en su deporte.

El de Nayanesh Ayman es un nombre reconocido en el mundo del muay thai. Pero si aún no te suena, ya no se te olvidará después de conocer su historia. El luchador

El de Nayanesh Ayman es un nombre reconocido en el mundo del muay thai. Pero si aún no te suena, ya no se te olvidará después de conocer su historia. El luchador congoleño llegó a Madrid con tan solo 10 años. Nació en el Congo, tiene 31 años y se ha pasado unos 20 viviendo en España, donde está nacionalizado. Ahora, Nayanesh reside en Tailandia, en Suphanburi, una población a 100km al norte de Bangkok. Donde fue para tres meses y lleva ya un año.

Son suficientes unos pocos minutos para descubrir que es un tipo humilde, guerrero y soñador. Eso último le ha hecho conseguir todos los logros que ahora cuenta con orgullo, como haberse colado entre los 10 mejores del mundo en su deporte, coronarse como campeón de España de Muay Thai, o colgarse un bronce en los últimos mundiales, algo que la selección llevaba más de una década sin conseguir. Pero antes de todas esas victorias, también ha vivido la cara más cruel de la vida y de las personas que en algún momento lo han rodeado.

Comenzó a pelear para defender a su madre

La de Nayanesh es una vida marcada por una infancia complicada y unos duros episodios que nadie, mucho menos a la corta edad de 12 años, debería vivir. Es por eso que comenzó a practicar la lucha con un único motivo: defender a su madre. Nayanesh vio en muchas ocasiones cómo su madre era maltratada por su pareja. Recuerda y relata sucesos que nos ponen los pelos de punta. Maduró muy pronto, convirtió su pasión en su oficio, y viajó lejos para continuar peleando por un sueño: “No empecé muay thai para pelear. Empecé para ayudar a mi madre y defenderla. Para que nadie le pusiera la mano encima”. Protegerla era su principal inspiración, ya que en muchas ocasiones tuvo que interponerse en “las agresiones por parte de la que era su pareja” cuando Nayanesh era tan solo un adolescente. Lo que empezó con ese único objetivo, acabó convirtiéndose en la pasión de su vida.

Impartía clases a mujeres maltratadas

El luchador siempre ha tenido una sensibilidad especial para tratar los casos de violencia de género. Él lo ha vivido en propia persona, sabe lo que es ver a alguien a quien quieres sufrir por ello. Y por eso, decidió ayudar a mujeres que se encontraban o se habían encontrado en una situación parecida a la de su madre: “Daba clases para mujeres maltratadas. Podían venir a hacer deporte para coger confianza en la vida o por si algún hombre intentaba ponerle la mano encima. Para enseñarles a responder y a no bloquearse, explica Nayanesh.

“Muchas veces cuando se encuentran en esa situación no pueden hacer nada porque se bloquean. Cuando te sucede algo así te bloqueas, puede pasar. Hice esta iniciativa para ayudarlas y era para todas las mujeres que quisieran venir”.

“Mi madre fue una mujer maltratada, y no quería que ninguna más pasara por una situación así”, se sincera. Si hay algo que ha aprendido Nayanesh después de todo lo que ha vivido es que de todo se sale. No hay que preocuparse por las cosas malas, las cosas buenas acaban llegando”.

Su madre, que se encuentra ahora felizmente casada, reside en Francia y está muy contenta por su hijo, según nos cuenta, aunque al principio le costó asumir que quería dedicarse a este deporte de contacto: “Mi madre está muy orgullosa ahora, antes no le gustaba nada verme pelear. Pero ahora también disfruta. De hecho, voy a intentar que venga a verme y a animarme al War of Titans de Madrid”.

“Mi madre fue una mujer maltratada, y no quería que ninguna más pasara por una situación así”

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Nayanesh Ayman Parikh Bumba (@nayanesh_ayman) el

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Nayanesh Ayman Parikh Bumba (@nayanesh_ayman) el

Se trajo a un entrenador de Tailandia

Antes de irse a Tailandia, Nayanesh vivía en Alcorcón, donde peleó lo suyo para traerse a un entrenador que se encontraba a más de diez mil kilómetros de la capital madrileña, para que lo entrenase: “Hace tres años traje a un entrenador tailandés a Madrid. Estuvo aquí un año trabajando conmigo, pero después se volvió a Tailandia. Le conocía porque fue el entrenador de mi entrenador y ya conocía España porque vino hace diez años, pero no le gustó el país, se sintió poco valorado y no quiso volver más. Hasta le tuve que rogar porque no me quería entrenar aquí”. Nayanesh insistió mucho en que le llevara él: Cada entrenador no sirve para todas las persona, pero en él noté que mi nivel subió mucho. Incluso lo que pensaba que no podía mejorar, mejoró. Sacó mucho de mí. Hice grandes combates. Con él competí en la élite mundial y estuve peleando por todo el mundo, con buenos resultados. Tres años después, se volvió a Tailandia”.

Se marcha de España para perseguir su sueño

Cuando su entrenador tailandés se marchó de vuelta a su país, Nayanesh se pasó unos nueve meses entrenando y compitiendo sin entrenador. Pero perdió su motivación. Necesitaba sentirse un buen luchador y que sacaran lo mejor de él. Quería volver a sentirse fuerte. Por eso, decidió irse a Tailandia. Pero lo que empezó con la idea de irse para tres meses, se ha convertido en casi un año en tierras asiáticas: “Me vine aquí en febrero, y me dije ‘en mayo o junio vuelvo a España’… Y aquí sigo un año después. Incluso tenía a mi novia en España, pero al final nuestra relación se acabó porque decidí quedarme”.

El War of Titans II, su próximo reto

Nayanesh se muestra ilusionado para el gran evento de Titan Channel que tendrá lugar en el Madrid Arena el próximo 14 de marzo. Incluso reconoce que está nervioso por volver a Madrid, a la ciudad donde ha vivido durante la mayor parte de su vida. Nayanesh tiene “muchas ganas” de subirse a la jaula, más aun conociendo quién es su rival: Davit Kiria. Un luchador al que conoce muy bien: “Me hace mucha ilusión volver a Madrid y competir en un escenario como el Madrid Arena”.

“Me hace mucha ilusión volver a Madrid y competir en el Madrid Arena”.

Para el que se prepara física… y mentalmente

Nayanesh reconoce que no solo se entrena físicamente, también mentalmente: Ayer empecé por primera vez en mi vida a trabajar con un psicólogo deportivo. Fue mi primera sesión. Me va a ayudar mucho para prepararme mentalmente para los puntos a mejorar. Le he ido comentando mi manera de competir y me está ayudando mental y físicamente”.

Davit Kiria, rival y compañero

El próximo 14 marzo cuando se suban a la jaula en el Madrid Arena, Nayanesh tendrá enfrente a Davit Kiria. La casualidad ha querido que no solo se conozcan, sino que guarden una muy buena relación. “Inluso tenemos algunas fotos juntos, de buen rollo. Nos llevamos muy bien. Ambos vivimos en China. Pero ahora como rivales ya no le escribo, al menos… Hasta después del combate”, dice riendo.

Además, conoce bien cómo es Kiria también dentro del ring: “Es un campeón, un luchador muy agresivo y tiene unas manos muy fuertes. Sus piernas no me preocupan mucho. Me preocupan más sus manos por su potencia, puede hacer mucho daño”.

Nayanesh, primera medalla española en 15 años

Nayanesh es uno de los luchadores con mayor potencial del equipo nacional. En los pasados mundiales, que tuvieron lugar en verano de 2019, Ayman consiguió llevarse el bronce para España. Hacia 15 años que no se conseguía una medalla mundial en nuestro país: “De España solo se han dado cinco bronces en la historia. Hubiera estado mejor una plata, pero bueno…”, relata un ambicioso Nayanesh. “Fue increíble. Ahora voy a por los europeos que son en septiembre, para clasificarse para ir a los Worlds Games. Es lo más. Como las olimpiadas, en Birmingham. Los que ganen medalla se clasifican. Y ese es mi sueño”.

 La llamada del seleccionador español

Cuando recibió la llamada del seleccionador, Nayanesh no se lo podía creer: “Fue una llamada muy especial”. El seleccionador nacional quería contar con él para ir a los mundiales, que iban a disputarse en julio: “Me quedé aquí en Tailandia para prepararme bien los mundiales. Aquí estoy muy centrado. Tengo un entrenador que me controla como si fuera un niño pequeño. Los horarios, la alimentación y hasta la hora de acostarme”, dice entre risas, “a las 12 hay que dormir”.

Un reto lejos del ring

Además, también nos habla de los numerosos objetivos que tiene por delante, más allá del War of Titans II. Porque su ambición traspasa el ring. Por su cabeza pasan otros retos más allá de luchar y competir. Quiere seguir formándose: Voy a estudiar Marketing Digital. Si no lo puedo hacer online, me haría ilusión hacerlo en Inglaterra. Cuando deje de pelear, quiero un trabajo que me permita viajar y con el que pueda seguir ganándome la vida”, nos confiesa.

Nayanesh es un hombre luchador en todas las facetas de su vida, al que conocen como ‘El León’, que el próximo 14 de marzo espera rugir más fuerte que nunca en el Madrid Arena, cuando le toque subirse a la jaula del War of Titans de Madrid II.